Dos cantos: Ome Cuikatl

por Armando Noriega

Desde hace un par de meses me estanqué en mis gustos y géneros musicales, sin darme a la tarea de explorar otros mares melódicos. Hoy, si ustedes me preguntan cuál es, a mi juicio, el descubrimiento musical más importante de este 2020, año pandémico y, en extremo, insólito, no tengo más que invitarlos al acercamiento de Ernesto Pacheco y Eder “Jr. Parker” Brito, que en dúo se hacen llamar Ome Cuikatl, que significa, “Dos voces” o “Dos Cantos”. Música que llegó a mí en recomendación de la poeta costarricense Wendy Alvarado, quien me reveló un homenaje a la poeta
argentina Alfonsina Storni.

A lo largo de la historia el hombre ha manifestado el placer de explorar y mezclar sonidos, ritmos e instrumentos, por supuesto, el caso de este par de músicos no es la excepción. Ernesto, nacido en Puebla y licenciado en Música por la Universidad Veracruzana, es encargado de darle vida a su guitarra acústica; por el otro lado, Eder, oriundo de la Ciudad de México y egresado del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura en el área de saxofón, precisamente, se encarga de darle vida a este instrumento. Juntos iluminan el espacio con ritmos tradicionales de la música mexicana y latinoamericana en un proyecto surgido en el 2019.

Visionario y en éxtasis, sin ser un crítico profesional, sino, un melómano de lo revolucionario, los dejo con Ome Cuikatl, fiado de que los tiempos irán mejorando, para así, deleitarnos en vivo y, dirían nuestras abuelas, a todo color, de diversas
presentaciones de este par de músicos del ya no, Distrito Federal.


Armando Noriega (Estado de México, 1988). Periodista, escritor y promotor cultural. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad del Valle de México; cursó el diplomado en Periodismo Cultural en la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión; el Diplomado en Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Actualmente estudia la licenciatura en Psicología. Ha sido locutor y productor de Radio. Es director de Mood Magazine, un medio de difusión cultural que publica a escritores y periodistas consagrados nacionales e internacionales; fundador y organizador del Festival Universitario de Literatura y Artes (FULA 2019) y el Festival Internacional de Cultura y Artes (FICA). Ha publicado en el libro “Letras azules y emociones doradas”, V antología literaria de profesores del CCH.

Literatura, creatividad y lanitas

por Armando Noriega

Un mundo llamado Liebre Pinta, como quien imagina un mundo de dragones, princesas, guerreros  en combate mano a mano o, incluso, superhéroes y seres fantásticos y, muchas veces, inimaginables, es el mundo de Gabriela Luna.

Pero antes, me tomo el atrevimiento de manifestar que al hablar de literatura, de forma incuestionable, uno enfoca en la imaginación de los recuerdos pilastras de libros, a los autores y dueños de éstos,  centenares de letras componiendo sinfónicamente palabras, y, nos los culpo, también lo hago. Sin embargo, la literatura se puede percibir visualmente después de la lectura guardando el recuerdo de cierto personaje o autor en un regalo permanente de forma artística. Dicho esto, entra a escena Gabriela Luna, fundadora de la Casa de Felting Liebre Pinta, iniciativa dedicada a la creación de figuras de lana hechas a mano con un talento artístico nato.

Gabriela dedica su tiempo al arte de la creación manualmente expresando, en figuras de lana, lo que dicta su imaginación. Mas, la educación literaria y filosófica llevan a Luna a realizar lanitas, como ella misma las nombra, de figuras literarias y artísticas como Alejandra Pizarnik, El Principito y Vincent van Gogh, por mencionar algunos.

El felting es una técnica textil basada en la compresión de fibras de lana mediante agujas. Si se elabora en seco se llamará needle felting, mientras que en húmedo será wet felting, esto menciona Gabriela en el sitio web de Liebre Pinta.

En dirección a caducar esta nota, les recuerdo que el mundo cada vez se desordena más y, claro, Navidad esta más cerca hoy que de hace dos meses, con ello, un lanita literaria o no, será siempre una opción para permanecer el recuerdo de un ser querido.

Me despido con la siguiente frase: Dedicarte a lo que amas, jamás será un error, afirma Gabriela Luna, quien ejerce la filosofía, es editora y fundadora de Liebre Pinta.



Armando Noriega (Estado de México, 1988). Periodista, escritor y promotor cultural. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad del Valle de México; cursó el diplomado en Periodismo Cultural en la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión; el Diplomado en Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Actualmente estudia la licenciatura en Psicología. Ha sido locutor y productor de Radio. Es director de Mood Magazine, un medio de difusión cultural que publica a escritores y periodistas consagrados nacionales e internacionales; fundador y organizador del Festival Universitario de Literatura y Artes (FULA 2019) y el Festival Internacional de Cultura y Artes (FICA). Ha publicado en el libro “Letras azules y emociones doradas”, V antología literaria de profesores del CCH.

Abstracción, sensibilidad y dos ciudades

por Armando Noriega

Para iniciar mi caminata virtual a la obra del artista plástico Alberto Morín, nacido en Nicaragua en 1969 y que, en la actualidad, radica en la monstruosa Ciudad de México, debo, precisamente, centrarme en la arquitectura de esta Ciudad: el Monumento a la Revolución, el Ángel de la Independencia, los rascacielos de Avenida Reforma, mas, la mirada va en demasía en lo perceptible penetrando lo más profundo de sus fantasmas conociendo los ecos de su propia imaginación vagando por el ex Distrito Federal conociendo su sensibilidad abstracta.

La abstracción, el expresionismo y el subconsciente son manifestaciones pictóricas que el nicaragüense emplea frente al lienzo construyendo una faena colorida. Representación viva de emociones y sensaciones que transmiten una finalidad expresiva ocular.

Morín, desde pequeño se inclinó a las artes, especialmente, al dibujo y a la pintura en unos primeros trazos; en su adolescencia realiza distintas historietas cómicas. Posteriormente, estudia Arquitectura y en las escuelas de Bellas Artes de su ciudad natal, Managua, estudia escultura, acuarela, carboncillo y retrato. Profesionalmente se adentra al marketing, diseño gráfico y publicidad.

La obra de Alberto se asienta dentro de sí mismo reflejado en su obra pictórica; su evolución, se efectúa en los elementos utilizados en cada una de ellas: tiza pastel, sanguina, pastel de aceite y grafito que cada una de éstas, configuran en su necesidad de expresión.

En este pequeño texto no he pretendido describir la obra de Morín sino, a mi alcance, transcribirla. Ustedes, los invito, adéntrense al universo plástico del artista y veamos qué definición percibe cada uno.

Por lo pronto, me despido, sin antes, obligado por la situación actual, decirle a nuestro artista plástico: resiste, pinta y no dejes de gritar, que nosotros no te oímos, nosotros te sentimos.



Armando Noriega (Estado de México, 1988). Periodista, escritor y promotor cultural. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad del Valle de México; cursó el diplomado en Periodismo Cultural en la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión; el Diplomado en Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Actualmente estudia la licenciatura en Psicología. Ha sido locutor y productor de Radio. Es director de Mood Magazine, un medio de difusión cultural que publica a escritores y periodistas consagrados nacionales e internacionales; fundador y organizador del Festival Universitario de Literatura y Artes (FULA 2019) y el Festival Internacional de Cultura y Artes (FICA). Ha publicado en el libro “Letras azules y emociones doradas”, V antología literaria de profesores del CCH.