Las venas de un árbol chino andino, por Julia Wong

Reseña del poemario Mientras caen mis hojas, de Nilton Maa

Nilton es el primer poeta chino andino que conozco.  Mi objeto de estudio sobre lo sino amazónico habían tenido prioridad. Y es un poeta que dentro de sus pretensiones comunicativas está   que nos enteremos que significa ser un “chino andino”. Empezar por cuestiones identitarias en una poesía que se interrelaciona en una ecuación subliminal  con la naturaleza diferenciada para  conmemorar su apellido, cual semilla madura  y la reválida.  Parte de intervenir en la alineación de  un sistema de símbolos que dialoga informando y creando un  abstracto donde la  ética hacia  la naturaleza filial y belleza se complementan. ¿Qué es un árbol? Si no una organización perfecta de la raíz a las hojas.

En esta entrega de Nilton, poeta que aunque conozco en persona hace poco más de  un año y me unen simpatías por el trabajo étnico y expresivo de la comunidad tusán en el Perú, me atrae por su dedicación y constancia en revitalizar, esa cosmovisión eco- sistemática de este jardín que los tusanes no queremos dejar perecer, a pesar de todas las desventajas, plagas y “enemigos “de este imaginario.  Este árbol que en este conjunto de poemas asume una voz poética confesional, íntima, desgarrada, elogiando la honestidad de lo inefable, en el primer capítulo acepta la muerte del padre como una caída, pero no es una caída en el sentido de fracaso, abandono o abismo. Es una caída dentro de un ciclo esperanzador.  Quién fuera rama, hoja, observador, raíz y jardinero y guardián.

Sin tratar de generalizar los múltiples lazos que se han encontrado siempre entre naturaleza y literatura, a veces ociosos, a veces necesarios, no quisiera llevar a la voz poética de Maa en esta entrega  al mismo espacio donde el naturalismo usa de estandarte a la biología, la vegetación o la ciencia natural, para adentrarse en el mundo de los sueños, las pasiones, la belleza o una ética para un curioso de su propia estirpe. Sino ponerla  bajo la luz de  un sol andino, solidario y nostálgico.

Me conmueve la forma como Maa ha dividido el libro,  1.-papi,  2.-princesa,  3.- Zurita y  4.-des-amores.  Constatando que el peso de  la hoja caída más grande es la del padre, abandona la hermosa rama para que el ciclo vital siga su continuidad causal sin llamar   a la muerte como fin , sin desesperar , sino asumiendo el ciclo  transcendental  que es  ser parte de un organismo vivo.

Encuentro casi un conjuro en este conjunto melodioso de elementos, que en su musicalidad tocan una gran lejana pena, ambas tierras China y los Andes muestran una altura, que Nilton no puede superar. Son elementos que le han hechizado desde su raíz, la abuela, el padre que ya ha caído y sin embargo no compite con la otra parte de la naturaleza del árbol sino que la complementa, a tal extremo, que  Zurita es más Zurita por que Maa le ha permitido mostrarse en su esplendor.

Te llamo, te añoro y te abandono,

y mientras deshago el camino,

me despojo del tiempo, del silencio,

de las luces que me resguardan

de la amarga noche.

Y en algún momento agrega en este acápite…cito:

tampoco deseo que te vayas.

Hipocresía matizando mis palabras.”

El árbol Zurita sabe que la hoja “papi” tiene que caer por fuerza de su propia gravedad y entre la aceptación del ocaso, y la sabiduría del destino, no puede más que reconocerse como un simple observador hipócrita.

Sólo la caída de esa hoja permitirá que una princesa limeña arda en la ciudad y reinicie el ciclo en el huerto.

Dicotomías, entre andino- chino, viejo- joven, abuelo- nieta, abuela -nieta, observador-observado se terminan porque el árbol es uno solo.

Cierra con un acto de desconsuelo, que cuestiona un presente vacío y sin historia en Desamores. No hay peor traición que no haber podido decir adiós.  Y esa nostalgia infinita por un padre amante, Nilton nos clava su propia daga de ignominia por no sentirse merecedor de ambos linajes.

Y sin embargo el riesgo de decirlo, como él lo poetiza, es como sábila nutriente que ha permitido otra vez reivindicar el follaje en su corazón.

Biodata de Julia Wong Kcomt:

Hija de migrantes chinos, heredó el Nomadismo como ejercicio. Nació en Chepén en 1965, es escritora y gestora cultural. Viajera por convicción. Cursó estudios de Derecho y Ciencias políticas en la Universidad de Lima y Humanidades y Literatura en la PUCP, llevó cursos en Romanística, Teología, Sinología y Religiones Comparadas en Alemania. Tiene 16 libros de poesía publicados, 4 nouvelles y dos conjuntos de cuentos. Es fundadora del Festival de poesía en Chepén Chepén.

Julia Wong, autora de la presente reseña literaria

Autor: Alex J. Chang

Alex J. Chang (Lima, Perú, 1996), joven poeta, escritor, periodista cultural/político y técnico en Medicina Veterinaria. Ha publicado su primer poemario titulado Entropía (Golem editores, 2019), que fue presentado en la FIL Lima 2019, Culturaymi Lima 2019, entre otros. Este libro fue reconocido en la Casa de la Literatura Peruana (Lima, 2019) y fue llevado a España en manos del reconocido escritor peruano Mario Vargas Llosa. Ha publicado diversos textos literarios (poesía, cuentos, microrrelatos, etc.) en múltiples medios digitales en el Perú y el extranjero. Su cuento romántico titulado Hipnotizada, se incluye en la antología física Es-Cupido (Editorial Autómata, 3era edición,2020). Trabajó en Trilce Radio (España), en un programa radial llamado Cruzada Cultural; así mismo, dirige un programa virtual multiplaforma (YouTube, Facebook Live, Podcast y Blog escrito) con el mismo nombre. También colaboró con artículos para la Revista Gato Negro (Perú) y para la Revista Cocktail (Perú). Actualmente es articulista de la Revista Trilce (España); columnista de la Revista Kametsa (Perú), columnista de la asociación peruana Soy Autista y Qué ¡,columnista de la Revista Cardenal (México) y colaborador del Portal Web literario Lee Por Gusto (Perú). En el ámbito personal y académico, ha sido reconocido en el Congreso de la República de Perú, en la Municipalidad Distrital de Comas y en el Colegio I.E 3047 Canada, como exalumno destacado. Además, ha ganado becas: Beca CHOP 3 para estudiar ingles por 3 años en el IPCNA (financiado por la Embajada de Estados Unidos y el IPCNA), Beca 18, para estudiar Medicina Veterinaria en la UPCH (Financiado por el Estado Peruano) y una Beca para estudiar teatro musical en el Taller de Teatro Liberarte (Dirigido por Jhonathan Oliveros y financiado por Taller de Teatro Liberarte).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s