Claudia Piccinno

por María Del Castillo Sucerquia


Claudia Piccinno nació en el sur de Italia, pero vive y enseña al norte de Ia misma. Es la directora continental (Europa) del Festival Mundial de Poesía y representa la cultura de Estambul en Italia como Embajadora de la Ist Sanat Art Association.

Ha publicado 34 poemarios de su autoría y de traducción de otros poetas al italiano. Se le otorgaron los premios “Estela de Rosetta” en Estambul en 2016; “Icono mundial de la paz” para Wip en la ciudad de Ondo, Nigeria, en 2017; “Najiman en Liban” en 2018 y casi 250 premios en Italia por méritos culturales.

Es editora europea de la revista literaria internacional Papirus en Turquía y de Atunis Magazine international. Es responsable de la columna de poesía en la revista italiana llamada Gazzetta di Istanbul, impresa en Turquía por la comunidad italiana.

La voz poética de Claudia Piccinno está libre de imposturas. Sus versos están hilados con simpleza y aire de madrigal.

En su poesía, a menudo existencialista, la autora observa la vida en su constante inclemencia, con melancolía enciende los recuerdos y busca su transcendencia por miedo a perderlo todo (la vida, la amistad, el amor).

En sus versos libera y replantea, con espontaneidad, emociones y pensamientos que reprimió para sustentar una imagen de sí misma
que la desidentificó de su Alma-esencia.

Claudia Piccinno se aferra a la esperanza, a los valores, al más allá.


I. A Dante Alighieri

tú, que en una semana
observaste al mundo
con visión sobrenatural

tú, para quien no tenía
ningún secreto
el alma humana

a través de las montañas y valles
y ríos turbulentos
penetraste sin grandes tormentos

tú, un exiliado por elección
que se jactaba del exilio
y encontró un aliado
resuelto al conocimiento

ignorabas que te convertirías
en el padre
de la poesía italiana.

II. Yo sé que existe

no se nos dice
por qué cada encuentro
tiene un motivo

no se nos dice
por qué una tormenta
nos empuja al mismo refugio
un día cualquiera

me cuestioné y rechacé
un sentimiento inusual
mas el pensarte
continuó intermitente

hay —lo sé
un diafragma ético que nos aísla
en el movimiento
de una mente luminosa
y un alma que sufre por antiguas desilusiones

por esa delgada membrana
silencié la tinta

pero su fuerza disruptiva regresa
para sembrar esperanza
antes de que la apatía
nos arrastre a la oscuridad.

III. En la punta del teclado

me clavo en el teclado
porque un secreto importa más
que un cuento
porque siempre perdemos algo
para revelarnos a nosotros mismos

espero inútilmente
una aprobación
una sonrisa
una tinta fluida
que nos prometa un mañana

estamos reunidos
tras el escenario vacío
de una plaza concurrida
por fantasmas petrificados
que nos observan sin asombro

¡mírenme, echen las cortinas a un lado!

IV. Me perdí en el miedo

me perdí en el miedo
no en un hito que me señalara
la dirección de viaje

esperé en la encrucijada
a que volvieras con la franqueza
las dudas, las razones

miré a los lados de la calzada
buscando un camino
o un atajo

nada me guió al punto de partida
nadie me tomó de la mano

cada uno de mis pasos
siguen las pautas
del buen sendero

complemento a los demás
como la crin de cabello al violín

y espero la vibración oportuna

el indicio de un latido
que me lleve a casa.

V. Un caballo sin brida

mi corazón se rindió
como un caballo sin brida
en la carrera de obstáculos

perdió su trayectoria
en la siembra de la tormenta
en el claustro tras la valla
con potros delirantes

mas no renuncia
al momento en que avanza
y blanquea su crin

ningún escudero
le ha sido fiel
ningún guardabosques

se alimenta de margaritas silvestres
su rosa carece de memoria.

María Del Castillo Sucerquia (Barranquilla, Colombia, 1997). Es una poeta bilingüe, escritora, tutora, médica oriental (Neijing, España) y traductora (Francés, Inglés, Italiano, Portugués, Español y Alemán). Con experiencia en radio y actuación (teatro y cine). Ha participado en numerosos festivales de poesía, recitales, foros, conferencias y encuentros culturales. Sus poemas han sido traducidos en diversas antologías, revistas, periódicos y sitios web nacionales e internacionales (FilogicusLibrestaMaría MulataBharatha VisionAlaraby AljadidAzaharAtunis PoetryEl HeraldoMuelle CaribeCrisolUttor KotaSol y LunaProtikotha, entre otros). Y traducidos al Canarés, Árabe, Urdu, Bengalí e Inglés. También colabora como traductora y columnista en las revistas Vive Afro (Medellín), Altazor (Chile), Cronopio (Missouri), El Golem (México).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s