Lírica guatemalteca contemporánea: Pablo Bejarano

BIBLIOTECA

Los tomos que he leído, los tomos que presiento,
los que mis ojos nunca podrán acariciar,
se alzan interminables como gotas de mar
entre las galerías de luz y pensamiento.

¿Qué día del futuro, qué remoto momento
conocí las historias que busco recordar
y ya están disipadas en el terrible lar
del olvido y de nuevo serán descubrimiento?

La biblioteca crece en todas direcciones
y el hombre es absorbido en su afable marea;
no sería Jesús centro de religiones

si no ardiera en sus libros la historia de Judea;
unifica los tiempos, funde las estaciones
y nos da Solenoide antes que la Odisea.

UNIDAD PLURAL

Si saliéramos del cuerpo,
si saliéramos del mundo
y miráramos la Tierra
emergiendo de lo oscuro
y tuviéramos el paso
más veloz que los de Juno
y llegáramos al vórtice
de los aros de Saturno,
si pudiéramos viajar
del pasado hacia el futuro
y llegáramos allende
el Creador se encuentra oculto,
si pudiéramos salir
de la mente del Demiurgo
y mirar lo que hay afuera:
universos que son mundos,
si la luz se demorara
persiguiendo nuestro rumbo
y contáramos la vida,
no con años ni con lustros,
y tuviéramos un viaje
donde el tiempo se hace curvo
y saliera de la mente
el concepto de lo diurno
y llegaremos entonces
donde todo es un conjunto
y la vida se mostrara

bajo códigos confusos,
si pudieran nuestros ojos
observarlo todo junto
nos sería algo imposible
no admitir lo que ya intuyo:
somos Dios, somos humanos,
somos Cosmos en desuso,
somos soles en exilio,
somos múltiples y turbios,
mas entonces ya sabríamos,
al mirarnos en un grupo,
que, aunque estamos separados,
en el fondo somos uno.

PANORÁMICA

Luego de muchas muertes
volveré a ser un astro
y en la luna y el sol
miraré a dos hermanos;
cuando en ese futuro
pueda ver el pasado
¿me veré como lémur
en un mundo de encantos?
Yo que he sido un Atlante
y piedra en el pantano
¿cómo me sentiré
cuando vaya volando?
¿Hace cuántos milenios
fue que nos separamos
y cuántos pasarán
para unir nuestras manos?
volveré a recordarte
cuando sea Iniciado,
claro que sin amor
o tal vez como un árbol,
pero recordaré
que fuiste lo que amo
aunque ya en una guerra
nos hayamos matado.


Pablo Bejarano. 1995. Poeta, escritor y ensayista nacido en La Antigua Guatemala. Cofundador de grupo literario Atheneo de América (del cual es subdirector) y de la Casa de la Cultura de Ciudad Vieja (donde es el presidente), ganador de varios premios literarios de poesía y cuento a nivel nacional e internacional. Publicó en 2019 el libro La resurrección del verso y se plantea este año la publicación de Agua que se quiebra con C-editores. Sus escritos son publicados constantemente en revista La Fábri-k de Guatemala y Kametsa de Perú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s