Bozena Helena Mazur-Nowak

por Bozena Helena Mazur-Nowak
introducción y traducción al español por María Del Castillo Sucerquia


Bozena Helena Mazur-Nowak nació en Opole, Polonia. Es poeta, novelista y traductora. En el 2004, en busca de trabajo, emigró a Gran Bretaña. Su poesía ha sido traducida a 20 idiomas, y su nueva colección de poesía Carousel of Life se publicará en breve.

Es autora de seis poemarios; cuatro en polaco y dos en inglés At the banks of the river called Life, Ticket to the Happiness Station, Whispered,  At the Goodbyes Bridge , Blue longing, Cormorants will return and My Life’s Footprints.

Su trabajo se puede encontrar en numerosas antologías y revistas de todo el mundo. Ha sido ganadora de numerosos concursos de poesía: Premio 2015 María Konopnicka por sus méritos a la cultura polaca; Premio Expresionista Tadeusz Micinski 2015; Premio Literario 2017 de Klemens Janicki. Es miembro de la Unión de Escritores Polacos en el Extranjero, la Asociación de Autores Polacos y la Asociación de Poetas Americanos.

Bozena Helena, en su poesía, suscita un sabor agridulce a las vicisitudes de la vida.  Sus imágenes de añoranza y nostalgia, tan sencillas, nos revelan que a pesar de la pérdida y el desamor, podemos seguir adelante mientras tengamos la capacidad de contemplar un bello paisaje, atesoremos la esperanza de estar vivos y creamos en un mundo mejor más allá de los sueños.


Gaviotas

La playa está vacía 
busco en vano
nuestras huellas en la arena
el alba todo lo arrasó

justo aquí estuvimos ayer
el mar, sus cosquillas en los pies
el viento que enredó nuestras
manos y cabellos

las gaviotas extrañadas
¿dónde perdiste a tu amante?
dinos, ¿dónde?

las conchas de mi collar gimen
murmuran tristes

una vela navega en el horizonte
tan lejos como tú.

Duele la vida

Alguien amarró tus sueños 
tan alto

los ojos se cansan del insomnio
nubarrones penetran en la cabeza
todo está huérfano de color

a veces duele tanto la vida

firmaste la cadena perpetua
pero tienes que seguir adelante
pese a tus rodillas raspadas por
sucesivas caídas
eternas decepciones

levántate y anda
no importa el dolor
a pocos les reducen
la condena

la joroba, las canas
están al alcance de la mano

para la clase obrera
el amor y el respeto se levantan a
precio de gotas de sudor

duele la vida
y es tan dulce

a cada uno de nosotros
le asignaron un camino
en los sueños

la vida cotidiana es tan rosa
es tan gris

hay quienes recorren un largo camino
hay quienes envejecen en la juventud

Espantapájaros

El granjero puso un espantapájaros en el campo
en los dos postes de madera
encadenado a una cruz

lo vistió con un viejo y curtido jirón en la espalda
le ordenó que asustara cada ave  

el huérfano cuelga en la soledad
protege el campo del calor, la lluvia
anhela caminar por los campos de maíz
mas la cruz aprisiona su movimiento

el espantapájaros agacha la cabeza
¡qué tétrica expresión!

contempla el  horizonte
sueña la libertad
sólo vuela en sus profundos sueños

día y noche permanece          
encadenado al campo.                                                            

Los corazones de los pájaros

No asustes a mis pájaros, por favor
están casados del largo viaje

anidaron en el manzano
allí dormirán toda la noche

deja que sueñen con la tierra de los sueños
tan distante, tan maravillosa

donde fluye la vida con lentitud
sin briza de violencia
donde los bosques son vírgenes
lagunas azules llegan al cielo
un mar de hierba rasga
la línea del horizonte

¿sobreviven esos lugares en la Tierra?

sólo en el corazón de los pájaros
en nuestros sueños más profundos

matan los hombres
cada día
este mundo.

La esperanza es lo último que muere

te escribo cartas, hija mía
todos los días una carta nueva
quizá la misma

en estas cartas lo dije todo
y queda mucho por decir

te quiero, lo sabes
¿me recuerdas?

aún te espero
y continúas tan fría como
carámbanos
inclemente corazón de piedra

tengo esperanza
por ella vivo
sin esperanza
¿qué vale una vida?

alguien dijo una máxima bella

la esperanza muere al final.

María Del Castillo Sucerquia, nacida en Barranquilla, Colombia (1997), es una poeta bilingüe, escritora, tutora, médica oriental (Neijing, España) y traductora (francés, Inglés, italiano, portugués, español y alemán). Con experiencia en radio y actuación (teatro y cine). Ha participado en numerosos festivales de poesía, recitales, foros, conferencias y encuentros culturales. Sus poemas han sido traducidos en diversas antologías (Encuentro internacional de mujeres poetas Cereté, Relatos para adolescentes, Poesía Colombiana y Ecuatoriana, entre otras), revistas, periódicos y sitios web nacionales e internacionales (Filogicus, Libresta, María Mulata, Bharatha Vision, Azahar, Atunis Poetry, El Heraldo, Muelle Caribe, Crisol, Uttor Kota, Sol y Luna, entre otros). Y traducidos al canarés, árabe, urdu, bangla e Inglés. También colabora con las revistas Vive Afro (Medellín), Altazor (Chile), Cronopio (Missouri), Golem (México).

Un pensamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s