Muestra poética de Marija Najthefer Popov





Traducción al español por Daniela Sánchez 

 Seré fuerte, 
 Petrificada. 
 Hemos creado una forma para decirnos adiós
 Aún cuando no será esa,
 Aún sobre las alas del avión.
 Nunca está escrita: la partida
 Las maletas son recogidas
 De las infinitas bandas transportadoras
 Pero regresan.
 Ellas siempre regresan.
 Partimos aterrorizados
 Ya, tras nuestro primer encuentro.
 Mientras más nos alejábamos
 Más nos encontrábamos.
 Nos iremos mientras todavía podamos flotar
 En el cruce entre nuestros límites
 De todos inesperados.
 Seré fuerte,
 Más fuerte que nosotros dos,
 Y dejare todo de mí
 En ti, en tu corazón,
 En tu pensamiento y en tu cuerpo.
 Partiremos sin decirnos adiós,
 Sin partir,
 Desilusionados,
 Atemorizados,
 Pisando sobre el borde
 Que insospechadamente
 Nos regresara a nosotros…
 


 Escribe tu canción
 Gotas del sudor de tu piel
 Gotean sobre mí,
 Corrientes de aire y vórtices,
 Suspiros en el ritmo
 De los mismos tambores dentro de las sensaciones,
 Y estruendosas cascadas
 Río arriba, remolinos, rápidos y cañones
 Se multiplican entre ellos…
 Con bestias feroces
 Que quieren forzar sus dientes
 Entre mis pantorrillas
 O morder mis muslos
 Para dejar permanentes cicatrices…
 Un grito de mi garganta
 Supera el grito de la naturaleza.
 Mi grito, se expande
 Como un embravecido sol
 A la mitad de un sequía
 Que seca todo:
 Los bancos de arena y los estanques,
 Fosos
 Navegan veloces botes…
 Desde el horizonte
 Del mar abierto
 Las olas se elevan,
 Los navegantes se están ahogando,
 Golpeando la orilla
 Y la angosta bahía.
 Las inundaciones tragan,
 Los afilados acantilados que atraen
 La espuma
 Y luego terminan. (El final)
 Al ritmo de un salvaje llamado
 El domado universo
 Se desliza
 En el manuscrito hecho del sudor
 Y la espuma derramada
 Sobre los acantilados.
 


 Escapar de uno mismo
 Alguna vez has matado
 A tus propias sombras
 Que te acosan
 Como las apariciones que te aterran
 Y que siempre parecen
 Algunas temibles bestias
 Con la figura de un hombre
 Y muchos dientes afilados en su cabeza.
 Sus ojos ensangrentados,
 Miran glaciales;
 Sus garras
 Están hechas para matar
 Y quieren desgarrar
 Tu pecho hasta abrirlo,
 Arrancar y comer tu corazón.
 Encogido, de tanto horror,
 (Que te acecha a plena luz del sol)
 Del tamaño del corazón de un cuervo, tu
 Pequeño corazón.
 Esa sombra te persigue
 A la mitad de una clara noche estrellada,
 Pero en la oscuridad se esconde
 Dentro de amenazantes nubes.
 Es tan aterrador (terrible)
 Cuando está sobre ti,
 Pero no puedes ver el horror,
 Sólo por sus ojos brillantes (resplandecientes)
 Y sus desfigurados dientes, sedientos de sangre
 Listos para hundirse en tu cuello
 Y descuartizar tu alma…
 ¿Alguna vez has matado
 A tus propias sombras
 que te persiguen?
 Balanceas los rayos del sol
 En el horizonte
 en vano.
 Como un monstruo de cien cabezas,
 Las sombras se multiplican
 Y ahogan
 Mientras sostienes tu aliento
 Entre terribles memorias
 Y un difícil presente.
 Ellas asfixian,
 ¡Asfixian! 
 


 Dispara
 No tienes un cartucho de balas.
 Tú tienes mortales flechas
 Hechas de palabras,
 Atadas al camino de la locura
 Que conducen hacia
 El grito,
 Hacia el suicidio,
 Porque: las
 Suposiciones,
 Presagios,
 Especulaciones,
 Reconocimientos,
 Acertijos.
 ¡Responde el acertijo!
 Yo sobrevivo la flecha,
 Cuenta las que quedan en el carcaj
 Y tan feliz de seguir vivo,
 Me relajo, feliz…
 En la respuesta del acertijo,
 En mi convicción (creencia)
 En que todo es bueno,
 La flecha envenenada
 Con palabras atadas
 Me apuñalan una vez más…
 


 Si alguna vez
 Si alguna vez buscas tus raíces
 Campos labrados en mi interior,
 Te han enraizado dentro de mí
 Por mucho tiempo
 Y tus raíces prosperan (crecen)
 A través de mis vasos sanguíneos.
 Haz crecido como árboles jóvenes
 Y de nosotros nacen los pimpollos,
 Todo el bosque y sus sonidos
 De los vientos y las tormentas.
 El bosque, el sol dibujado en las alturas
 En el espacio y en la libertad…
 Siempre te encuentras sobre mí,
 Con tus alas extendidas
 Como la varilla de un rayo,
 Como un paraguas.
 Me alejas de los dolores,
 Por ti mismo,
 Protegida también de ti
 En caso de que te rompas
 No para lastimarme.
 En la raíz…
 


 Tu palabra es suficiente
 Digo una palabra
 Y yo le digo
 Al universo:
 Es suficiente para mí
 Cuando tu sed
 Se derrama en mi piel.
 Cuando lames
 El sudor superficial de mi piel
 Como un perro sediento,
 Es suficiente, tanto como,
 Para hacerme gritar
 Y borrar todo lo que hay en medio.
 Siento que estoy tejida
 Entre tú y tu piel.
 Tu cuerpo está hambriento
 De mis mordidas
 Y las palabras vertidas dentro de tus oídos.
 Hasta la unidad
 Nos he marcado como
 El resplandor de un fuego eterno
 En la sangre…

Marija Najthefer Popov nació en Serbia el 11 de marzo de 1958. Hasta ahora, ha sido publicada en más de cien poemarios, tanto nacionales como internacionales; ha sido publicada dentro de muchas revistas, tanto nacionales como internacionales y ha sido traducida a varias
lenguas. En el 2018 publicó el libro “I write a Woman” (Escribo una mujer). Este volumen poético aclara el mundo femenino, su creatividad, existencia y amor, y brinda una imagen de todos los colores dentro de su vida. La autora, dentro de su misión poética, ve el arte como un espíritu de libertad y lirismo, ve la naturaleza como el vestigio del brillo que permite la unión de sus elementos con el mundo
espiritual. La autora ha recibido muchas evaluaciones internacionales y ha sido traducida a muchas lenguas extranjeras. Actualmente, se prepara para futuras publicaciones y está involucrada en otras si energías, en varias revistas culturales y antologías internacionales.
Ahora vive y crea en Zrenjanin, Serbia.


Daniela Sánchez (Ciudad de México, 1998) estudia Escritura Creativa y Literatura en el Claustro de Sor Juana en la Ciudad de México e Ingeniería en Innovación y Diseño en la Universidad Panamericana. Participó en las Microficciones del Claustro de Sor Juana en el 2018. En el 2019 cursó el Diplomado en Literatura Europea Contemporánea en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia. Actualmente forma parte del equipo de Cardenal Revista Literaria como jefa de traducción y editora de poesía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s